Todo sobre "obesidad"

El consumo de azúcar y la infertilidad

Como sabemos la infertilidad puede estar asociada en parte a la obesidad y rápidamente pensamos en las grasas que consumimos a diario, pero nos olvidamos del consumo de azúcar. El consumo de este dulce alimento (o en realidad uno de sus componentes, la fructosa) acelera la obesidad y con esta los problemas de infertilidad tanto en la mujer como en el hombre. Del azúcar a la obesidad El consumo del azúcar desde años ha formado parte esencial en la mesa de todos los hogares que sería impensable prescindir de ello. Después del proceso industrial lo que llega a nosotros son calorías vacías o desnudas. Nuestro organismo para una correcta digestión del azúcar utilizará sus reservas de minerales y vitaminas (calcio de los huesos, vitamina B de los intestinos, etc.). Frente a un consumo en exceso, el azúcar se almacena en el hígado en forma de glucosa, cuando alcanza su máxima capacidad, el exceso es llevado por la sangre a las distintas partes del cuerpo con menos actividad como caderas, estómago, pechos y nalgas. Además el consumo de fructosa en lugar de sacarosa no sacia el apetito y uno suele ingerir más alimentos provocando igualmente obesidad. La infertilidad en mujeres y hombres La obesidad producto del consumo del azúcar en si no es la principal responsable de la infertilidad, pero es mejor reducir las características de esa condición. Sin embargo uno de los problemas directamente relacionados con la obesidad es el Exceso de Estrógeno, una hormona sexual que en la...

La cafeína, el sedentarismo y los contaminantes químicos reducen las posibilidades de embarazo

Los factores ambientales también influyen en la fertilidad • La combinación de obesidad, tabaco y cafeína disminuye un 30% la probabilidad de tener un hijo. • La ingesta de cafeína entre las mujeres tiene un efecto profundo sobre la posibilidad de no conseguir un nacimiento vivo y sobre la edad gestacional del bebé. • Las trabajadoras por turnos pueden tener irregularidades menstruales, abortos y menor fecundabilidad. • Las mujeres obesas tienen casi el tripe de riesgo de infertilidad y de fracasar en los intentos de quedarse embarazadas. Los factores ambientales y el estilo de vida actual juegan un papel importante en la infertilidad, un problema que va en aumento. El sedentarismo, el consumo de cafeína y alcohol, la obesidad, los ritmos circadianos y algunos compuestos químicos presentes en insecticidas, cosméticos, envases alimentarios, biberones, juguetes, etcétera, son factores que han demostrado reducir de forma considerable la probabilidad de tener un hijo, según han puesto de manifiesto varios expertos durante la última jornada de III Congreso Internacional IVI sobre Reproducción Asistida. El doctor Edward V. Younglai, del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de McMaster de Hamilton, Ontario (Canadá), destaca en su ponencia la influencia de los contaminantes en la fertilidad. “Los denominados ‘compuestos perturbadores endocrinos’  (un grupo de productos químicos como los eftalatos, el bisfenol, el ‘DDT’, entre otros) pueden estar contribuyendo a resultados reproductivos adversos como infertilidad, aborto, parto prematuro, síndrome del ovario poliquístico, endometriosis y retardo en el crecimiento intrauterino en la población general”. En concreto,...