Todo sobre "criopreservación de embriones"

El Proceso de la Criopreservación de Embriones

Uno de los procesos que ha permitido complementar las técnicas de reproducción asistida es la Criopreservación de embriones. Sacado de un libro de ficción este proceso se resume en congelar el embrión y descongelarlo un tiempo después para su utilización. Sin embargo la criopreservación no es un proceso tan simple como se piensa. Esta se basa en dos procesos fundamentales, la congelación y descongelación de los embriones. Congelación de embriones No cualquier embrión esta apto para la criopreservación. Cada embrión debe pasar  por una evaluación preliminar la cual, dependiendo de 8 factores como la forma y tamaño de  blastómeros, presencia de fragmentos, etc., se terminarán realmente el número a criopreservar. Luego se debe cumplir un protocolo de congelamiento y almacenamiento. Se comienza por un enfriamiento lento hasta llegar a – 8°C. Luego se logra formar cristales de hielo exteriormente de la célula y la deshidratación casi total del embrión se logra con el enfriamiento lento y continuo hasta los -30 °C. Inmediatamente se inicia un enfriamiento rápido hasta llegar a los -150°C, para luego ser conservados en la máquina de criopreservación con nitrógeno líquido a -196 °C. Descongelamiento de embriones El propósito de congelar embriones conlleva a su uso en el futuro. Muchas parejas que se someten a la Fertilización in Vitro desean tener nuevamente un hijo y deciden criopreservar el resto de embriones no utilizados en dicho proceso. Cuando llega ese momento se debe cerrar el ciclo de criopreservación descongelando los embriones necesarios para lograr un nuevo embarazo....

La Reproducción Asistida y el Cáncer

El ser humano está conformado por una complejidad de órganos, tejidos y células con determinadas funciones específicas. Si algunas de estas células cambian de forma y realizan otras funciones o dejan de hacer las que deberían, entonces estamos hablando de la presencia de cáncer. En la actualizad existen métodos para tratar el cáncer. Muchos pacientes pueden sobrevivir, algunos no. En ambos casos el deseo de tener un hijo se ve amenazado. La Reproducción Asistida en su amplio abanico de posibilidades es una luz de esperanza para aquellas personas que padecen cáncer. La presencia del cáncer Por lo regular una persona se entera que tiene cáncer al sentir ciertas anomalías en su salud. Muchas otras reciben la noticia tras una examinación de prevención. Dependiendo donde se focalice el cáncer en el hombre o la mujer, ambos corren el riesgo de padecer infertilidad. No solamente es de cuidado los órganos reproductivos externos, sino también otros órganos que trabajan conjuntamente con ellos como son los ovarios, testículos, el hipotálamo y glándula pituitaria. Además, ambos sistemas reproductivos deberían estar en perfectas condiciones en sus conductos como trompas de Falopio, tubos seminíferos, etc. Los tratamientos para combatir el cáncer pueden liberar del problema pero también puede comprometer cualquiera de los órganos necesarios para la reproducción. Consecuencias del tratamiento del cáncer Tras el tratamiento contra el cáncer se puede padecer infertilidad. Sin embargo el cáncer en sí también lo puede propiciar mucho antes del tratamiento. Resumiendo, el tratamiento del cáncer puede causar infertilidad de tres...

Testimonio exitoso en Reproducción Asistida

Hace poco leía un testimonio en la página del Facebook del Instituto Marques y me pareció muy interesante para aquellos que tienen dudas acerca de la eficacia de la crio-preservación de embriones. La esperanza puesta en los avances médicos trajo una triple felicidad con el pasar de los años. Desde Irlanda a España Este es el testimonio de una mujer Irlandesa que fue diagnosticada con menopausia precoz con tan solo 25 años. En tal condición era imposible tener hijos de manera natural. Tras esperar tres largos años para poder utilizar óvulos de donantes en Irlanda, ella decide contactar con el Instituto Marques. Su testimonio es el siguiente: “Del tratamiento obtuvimos 7 embriones de muy buena calidad, de los cuales sólo utilizamos 2 en el primer ciclo con la gran suerte de que me quedé embarazada y di a luz a una niña en febrero de 2005. El resto los congelamos y en 2006 decidimos volver a intentarlo con 2 de nuestros embriones congelados. De nuevo me quedé embarazada y tuve a mi segunda niña en abril de 2007. Con nuestros 2 últimos embriones congelados decidimos reintentarlo en noviembre de 2010. Tengo la grandísima suerte de poder decir que acabo de dar a luz a mi primer niño hace un mes, en agosto de 2011. Debo ser la persona más afortunada del mundo al poder decir que he tenido tres hijos de un único ciclo de FIV…”. El Instituto Marques Con una trayectoria de 80 años el Instituto Marques sigue...